A través de dispositivos de escucha, Provincia refuerza la asistencia para el abordaje de adicciones

En el marco de la prevención y el abordaje integrado en la asistencia de las adicciones, la Provincia intensifica el trabajo con dispositivos de escucha y asistencia directa.


La adicción es una enfermedad que afecta la libertad y la voluntad de la persona, dado que, aunque toma conciencia de las consecuencias que trae su comportamiento o consumo de sustancias, desde el alcohol como otras drogas, no puede abandonarlo.

Para un mejor abordaje de la problemática se creó el programa de los Centros Rionegrinos de Abordaje Integral de las Adicciones (CRAIA), “se les está dando un aporte económico mensual a las ONG,  Municipios y Comisiones de Fomento, para fortalecer y abrir espacios de asistencia, empezando por la primera escucha, espacios grupales y dispositivos de día ambulatorios”, indicó la directora de la Agencia para la Prevención y Asistencia del Abuso de Sustancias y de las Adicciones, Mabel Dell Orfano.

Actualmente participan de la Red Asistencial de los CRAIA con un dispositivo de primera escucha o grupal, Choele Choel, Allen, El Bolsón, San Carlos de Bariloche, Los Menucos, El Cuy y Catriel y con cuatro ONG (Villa Regina, Allen, Cipolletti, Choele Choel).

“En estos Municipios y ONG ya se venía trabajando en la formación de dispositivos de atención, y con el aporte del Gobierno Provincial se buscó potenciar el trabajo en la formación del equipo terapéutico”, señaló Dell Orfano.

“Este es el resultado del trabajo de estos últimos cuatro años, en donde se fueron formando a través de diferentes cursos a operadores socio terapéuticos, a distintos equipos de trabajo ya sea de las comunas como de las ONG motivados e interesados en trabajar en esta problemática”, agregó.

El objetivo de los CRAIA es poder hacer una intervención rápida a las demandas, “generalmente llegan muchos familiares a consultar por algún pariente que tiene problemas de adicciones y no saben a dónde concurrir y como poder abordar la problemática. En estos espacios de primera escucha, además de tener un asesoramiento especializado y profesionalizado, se acompaña el abordaje de la problemática familiar para un tratamiento, dado que generalmente la persona que padece una adicción, muchas veces la negación del problema es el síntoma principal, para llevar adelante un apoyo y derivar a un lugar de tratamiento”, concluyó la Directora de APASA.